miércoles, 18 de marzo de 2015

cuidado con el azúcar

Llamamos azúcar a la sacarosa, que es una molécula formada por glucosa y fructosa, es por tanto un disacárido y se obtiene generálmente de la caña de azúcar o de la remolacha. Tras un proceso de extracción   y purificación se obtienes los distintos tipos de azúcares comerciales (azúcar moreno, blanco, extrablanco, etc).
El azúcar es un alimento que nos aporta básicamente energía. Aunque el azúcar moreno puede contener algunos otros oligoelementos, podemos decir que la contribución fundamental del azúcar es exclusivamente la energía.
Un caso diferente es la fructosa o los azúcares de las frutas, verduras, hidratos de carbono etc, que aportan otros tipos de minerales, vitaminas, complementos, oligoelementos, etc, y además la absorción por nuestro organismo es mucho más lenta al estar integrados en las estructuras fibrosas de la fruta, etc.
Aquí vamos a comentar brevemente los riesgos del consumo excesivo de azúcar referido sobretodo a los azúcares como tales, y a los productos industriales que los llevan en su elaboración para hacerlos más apetitosos.
1. Riesgos del consumo excesivo de azúcar:
- Calorías extras y obesidad
- Aumenta el riesgo de caries
- Aumenta el riesgo de resistencia a la insulina y en el futuro diabetes tipo II
- Aumenta el riesgo de coronariopatias 
- Aumenta el riesgo de dislipemia (colesterol, triglicéridos) y otras enfermedades metabólicas
2. Donde tomamos el azúcar:
- Azúcar blanco/ moreno para el café o infusiones
- miel
- Zumos y bebidas energéticas de consumo muy frecuente especialmente en niños.
- Gominolas, chucherías, productos envasados "para picar"
- Ketchup, masas para pizzas, empanadas, jarabes, siropes, salsas de aliño, etc
- Cereales, pasteles, bollos, bizcochos, bombones, postres dulces (natillas, tartas, yogures azucarados, etc)

En España se calcula que tomamos como promedio un 30% de nuestras calorías en azúcares (los niños más), cuando las recomendaciones de la OMS es tomar menos del 10%

Para terminar os pongo este pequeño artículo de la OMS (Organización Mundial de la Salud)
La actual recomendación de la OMS, que data de 2002, es que el consumo de azúcares debe representar menos del 10% de la ingesta calórica total diaria. En el nuevo proyecto de directrices se formula la misma recomendación, pero además se indica que si la ingesta calórica total diaria se reduce a menos del 5% se obtendrán beneficios adicionales. Un 5% de la ingesta calórica total equivale a unos 25 gramos (aproximadamente 6 cucharadas de café) de azúcar al día para un adulto con un índice de masa corporal normal.

Los límites de ingesta de azúcares que se sugieren en el proyecto de directrices se aplican a todos los monosacáridos (como glucosa y fructosa) y disacáridos (como sacarosa o azúcar de mesa) que son añadidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores, así como a los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de fruta.

Gran parte de los azúcares que se consumen hoy en día están «escondidos» en alimentos elaborados que generalmente no se consideran dulces. Por ejemplo, una cucharada de ketchup contiene unos 4 gramos de azúcar (aproximadamente una cucharada de café). Una sola lata de refresco endulzado con azúcar contiene hasta 40 gramos (unas 10 cucharadas de café) de azúcar.

El proyecto de directrices se ha elaborado sobre la base de análisis de todos los estudios científicos publicados acerca del consumo de azúcares y de la relación entre ese consumo y el aumento de peso excesivo y la caries dental en adultos y niños.

Otras entradas que pueden interesar:
- el riesgo de obesidad infantil empieza antes de los 5 años
- preparando la dieta
- dieta mediterranea y cáncer de mama
- consumo de nueces y diabetes
- recomendaciones para las comidas navideñas
- beneficios del consumo de fibra
- alimentos que nos ayudan a mejorar la salud

No hay comentarios:

Publicar un comentario