miércoles, 17 de abril de 2013

El herpes labial


Imagen representativa del virus del herpes simple tipo I (herpes labial)
 El herpes simple es una enfermedad infecciosa muy frecuento y de tipo vírico, que se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas formadas por pequeñas vesículas agrupadas en racimo y rodeadas de un halo rojo.
 Es causada por el virus herpes simplex, o virus herpes hominis, de tipo I (VHS-1) que afecta cara, labios, boca y parte superior del cuerpo, y emparentada con el  tipo II (VHS-2) que se presenta más frecuentemente en genitales y parte inferior del cuerpo (Herpes genital)
Actualmente no existe cura definitiva para el herpes Sin embargo hay varias formas de tratamiento disponibles para reducir los síntomas y acelerar el proceso de curación de las lesiones, tras el cual el virus persistirá de forma latente en el organismo hasta la reaparición del siguiente episodio activo.
Los tipos de herpes simple han de distinguirse del herpes zóster que es una entidad totalmente distinta.
Forma de contagio: 

El virus del herpes simple se puede contagiar por contacto directo con las úlceras causadas  pero entre brote y brote los virus también pueden ser liberados por la piel que no parece afectada o que no tiene ulceraciones.
 El tipo I sólo es responsable, aproximadamente, del 5 al 10% de los herpes genitales, aunque ambos virus pueden ser transmitidos por contacto sexual. La infección inicial de herpes oral ocurre normalmente en la niñez y no está clasificada como una enfermedad de transmisión sexual. El 80% de la población adulta es candidata a portar el VHS-1 y puede haberlo adquirido de una forma no sexual.
Herpes simple labial
Una vez aparece en una zona, durante 2-3 dias presenta el aspecto de la imagen, con vesículas llenas de líquido claro, que se rompen fácilmente y después se sobreinfectan por otros gérmenes oportunistas (estafilococos especialmente) apareciendo la imagen de "costras " o "pupas". En estas fases produce sensación dolorosa, quemante, o irritante en el labio. Cuando desaparece la lesión el virus queda acantonado y puede reaparecer en cualquier momento en que una bajada de defensas o una irritación local (quemadura solar, irritación mecánica por los besos, etc) lo favorece. 
Tratamiento:
en el momento en que aparezcan las vesiculas se puede tratar con ACICLOVIR en crema, poniendo una poca sobre la lesión. una vez se ha extendido conviene sobretodo evitar el contagio y la sobreinfección. Existen diversas maneras: con apósitos esteriles, pintando con desinfectante, poniendo crema antibiotica, etc...
- muy importante es evitar el contagio, para ello:
- evitar en lo posible los besos y el contacto directo (con la pareja y especialmente si tienes un bebé de pocos meses)
- Lavándose las manos con frecuencia y evitando tocar otras mucosas como los ojos, donde se podrian producir lesiones más serias
- En casos especiales (crisis graves o muy repetidas, problemas de inmuno deficiencia, etc, se puede tratar con aciclovir oral durante unos días)..pero eso será siempre según el criterio médico




No hay comentarios:

Publicar un comentario