domingo, 4 de noviembre de 2012

ROSALIA DE CASTRO


Rosalía de Castro es una figura central de la literatura gallega en el siglo XIX. Su obra, escrita en lengua gallega y en castellano, supuso junto con la de Bécquer, el inicio de la poesía española moderna. 

María Rosalía Rita nació en Santiago de Compostela el 24 de febrero de 1837. Hija de madre soltera,  perteneciente a una familia de la baja nobleza gallega. Tradicionalmente se ha venido sosteniendo que su padre fue el sacerdote José Martínez Viojo que no pudo reconocer, ni legitimar a su hija, aunque sí parece que se interesó por ella y encargó de su cuidado a sus hermanas. Fueron las tías paternas de Rosalía, doña Teresa y doña María Josefa, quienes se hicieron cargo de la chiquilla en los primeros tiempos, llevándola a vivir con ellas, primero en Ortoño en la casa familiar llamada «Casa do Castro», y después en Padrón.
 No sabemos si doña Teresa vio con frecuencia a su hija mientras ésta vivió con la familia paterna; quizá sí. Y el hecho de vivir con ella desde los cinco años explica el profundo cariño que llegó a inspirar a su hija. Rosalía se casa en el año 1858, interrumpiéndose la convivencia entre las dos mujeres. Doña Teresa muere repentinamente cuatro años más tarde, en 1862. Rosalía escribe entonces un tomito de poesías, A mi madre, donde da muestras de un gran dolor y sobre todo de un sentimiento de soledad que ya no la abandonará nunca. Nada pudo llenar el hueco que había dejado la madre en su vida.

En la escuela primaria mostró ya aptitudes para versificar. Cultivaba estas dos actividades artísticas, el dibujo y la música. Era aficionada a la declamación, ya que en 1854 interpretó el papel principal del drama Rosmunda, de Gil y Zárate, en el Liceo de la Juventud; y en el 1860, ya casada, participó en una función dramática a beneficio de los heridos en la campaña de Africa, también en Santiago. En ambas ocasiones alcanzó éxito extraordinario.

Rosalía de Castro contrajo matrimonio con Manuel Martínez Murguía, erudito cronista de Galicia. Al año siguiente Rosalía da luz a su primera hija, Alejandra, aunque tuvo  seis hijos más. 

Su domicilio cambió varias veces, entre Madrid y Simancas. Rosalía nunca disfrutó de buena salud. Luchó siempre contra enfermedades y a menudo con la penuria. Vivió dedicada a su hogar, a sus hijos y a su marido, nunca aspiró a la fama. Su marido fue quien la convenció para que publicara sus obras. La muerte de su madre y la de uno de sus hijos fueron dos duros golpes para ella. Murió de cáncer a los cuarenta y ocho años en su casa de Padrón el 15 de julio de 1885. A pesar de que pidió que sus restos descansaran en su cantado cementerio de Adina, en Iria Flavia, en 1891 su cuerpo fue exhumado y trasladado al Panteón de Galegos Ilustres en la Iglesia de Santo Domingo de Bonaval (Santiago de Compostela), donde actualmente se encuentra. Todos sus hijos murieron antes que ella, sin poder dejar herederos.

Su primer libro, La flor, se publicó en Madrid en 1857 y recibió elogiosas críticas de Manuel Martínez Murguía, con quien Rosalía de Castro se casaría al año siguiente. La muerte de su madre y la de uno de sus hijos fueron dos duros golpes para ella. A esta amarga experiencia se refiere su primera obra de madurez, el libro de poemas A mi madre (1863), al cual siguieron los Cantares gallegos (1863), canto a su Galicia rural, lleno de añoranza y denuncia ante la explotación de los campesinos gallegos. Con Cantares gallegos, escrito íntegramente en lengua gallega, dio comienzo el renacimiento poético en esa lengua. La fecha de aparición de esta obra se conmemora todos los años durante el Día de las Letras Gallegas. Este día se instituyó en 1963 en la celebración del centenario de la publicación de la obra de Rosalía. Desde entonces, todos los 17 de mayo se celebra en Galicia la efemérides de dicha aparición dedicando el día a un autor significativo para la arte gallega.



Regresó después a la novela con Ruinas (1866). Un año después se publicó su obra narrativa más conseguida, El caballero de las botas azules (1867), novela misteriosa y fantástica que conecta con lo mejor de su labor lírica. En 1880 apareció su segundo libro en gallego, las Follas novas, expresión angustiada e intimista sobre la muerte y la soledad del ser humano. Cierran su producción literaria la novela El primer loco (1881) y el poemario en lengua castellana En las orillas del Sar (1885); este último continúa la línea de meditación metafísica iniciada con Follas novas, si bien acentuando esta vez el sentimiento religioso.
OBRA POETICA
La Flor (1857)
A mi madre (1863)
Cantares gallegos (1863) (gallego)
Follas novas (1880) (gallego)
En las orillas del Sar (1884) (castellano)

OBRA EN PROSA
La hija del mar (1859) (castellano)
Flavio (1861) (castellano)
El cadiceño (1863) (castellano)
Contos da miña terra



He puesto un poema de Rosalia de Castro en una entrada antigual

1 comentario:

  1. Bola hace dos semanas me salio un grano pequeño como si fuera un bello encarnado me lo intente estripar pero no salio nada a medida del tiempo el grano crecuo ahora está bastante grande y rojo me duele tocarlo me duele ponerme los pantis he tenido fiebre y dolor de cuerpo estoy asustada por favor espero la respuesta

    ResponderEliminar